Una mas, una menos…

Una caída más, una esperanza menos, un golpe más, una sonrisa menos, una cicatriz más, un abrazo menos.
Una sonrisa más, un dolor menos, un «te quiero» más, un «te odio» menos, un abrazo más, un golpe menos.
Un compañero más, una soledad menos, una solución más, un problema menos, una palabra más, un silencio menos.
Una lágrima más, una sonrisa menos, un grito más, unas palabras dulces menos, un libro más, un vacío menos.
Una espada más, una persona menos, un abrazo menos, una soledad más, un dolor más.
La vida es tan compleja como las decisiones que tomes, buenas o malas, no eres una mala persona, tal vez hayas tomado decisiones que han dejado heridas, pero no significa que eso te haga una persona cruel.
Todos hemos cometido errores, algunos más, otros menos, otros aprendemos del error del otro, pero al fin y al cabo, todos tomamos decisiones, y todos nos equivocamos, está en cada uno, saber que hacer cuando sale bien y que hacer cuando sale mal.
Por eso, la peor de las decisiones es no tomar decisiones.

A %d blogueros les gusta esto: